El Memorial The Garden of Life, ubicado en el cementerio de Ventotene, acoge huellas de las raíces de la isla con historias sobre la vida de sus habitantes y con objetos que les pertenecen.

El trabajo está destinado principalmente a los futuros niños de la isla, para que puedan entender la historia más íntima de su tierra, sus valores, sus pasiones.

Los visitantes también podrán aprender sobre estas pistas.

 

Para los niños del mañana, algunos de los habitantes actuales han enviado mensajes secretos de saludos y recomendaciones, confiándolos a una Cápsula del Tiempo que se abrirá solo después de 2088.

 

El Memorial nació del Espíritu de una mujer cuyo cuerpo descansa en la arena de este jardín: Carla. Un susurro en el viento, un eco repetido por un coro de almas: "Ve y narra la vida que no termina".

Una sonrisa abrumadora se refleja en este lugar único, donde la Muerte no tenía la última palabra.